Las 10 claves del “Tercer Imperio” de Putin

El Imperio de PutinHace unos días tuve ocasión de leer un completo reportaje en el diario El Mundo en el que se demenuzaban las claves de la actual situación entre Ucrania y Rusia (especialmente respecto a la península de Crimea) así como los planes y el ideario que Vladimir Putin tiene en mente para Rusia. Me pareció tan completo y bien elaborado que, sin olvidar que se trata de un trabajo periodístico, lo incluyo en este blog pues su lectura resulta del todo interesante.

Firmado por FELIPE SAHAGÚN, “El Imperio de Putin” fue publicado originalmente en el diario El Mundo el día 16 de marzo de 2014, días antes de que Rusia, tras un plebiscito celebrado en la península de Crimea, se anexionase oficialmente este territorio que ya es una provincia rusa más.

El imperio de Vladimir

Golpista tú, golpista yo. Si la oposición ucraniana, mediante un golpe parlamentario, destituyó al presidente prorruso Viktor Yanukovich el 21 de febrero, con el referéndum convocado hoy en Crimea el Kremlin intenta legitimar el contragolpe que desde ese día está dando en la península que acoge su flota del Mar Negro. El referéndum se ha presentado como la respuesta ilegal de Putin a la destitución del presidente prorruso ucraniano, Yanukovich, pocas horas después de firmar el pacto negociado con ayuda de los ministros de Exteriores alemán, francés y polaco entre el presidente y la oposición.

Para preparar la consulta, Rusia ha reforzado sus fuerzas militares en la «perla del Mar Negro», ha neutralizado a las escasas y mal equipadas fuerzas ucranianas allí desplegadas y ha sustituido a los políticos locales por otros leales a Moscú. Ha asegurado así su control de un territorio y de unas instalaciones militares que considera vitales para su seguridad y ha amenazado con romper Ucrania mediante su muy interesada «obligación de proteger» a la minoría rusa del resto del país, empezando por la parte oriental, si los nuevos dirigentes de Kiev y las potencias occidentales que los apoyan siguen con su proyecto de aproximación en contra de los intereses de Moscú.

  1. ¿Se trata de un referéndum legal o ilegal? Para el Kremlin, el plebiscito es el ejercicio del derecho a la autodeterminación de unos dos millones de habitantes, casi un 60% de origen ruso, que se sienten amenazados por el Gobierno («golpista, inconstitucional, ilegal y neofascista», según Putin) surgido de las protestas que culminaron el 21 de febrero en la huida de Yanukovich de Kiev y en la anulación de los acuerdos alcanzados con Rusia en noviembre para integrar a Ucrania en la Unión Euroasiática, olvidarse temporalmente del acuerdo de asociación negociado con la UE y recibir préstamos rusos por valor de unos 15.000 millones de dólares para evitar la bancarrota del país. La OSCE, la UE y los principales gobiernos occidentales consideran ilegal el referéndum. «En la forma planteada… está en contradicción con la constitución de Ucrania y con el derecho internacional», afirma el actual presidente de la OSCE y ministro suizo de Exteriores, Didier Burkhalter. Para que fuera legal, de acuerdo con la constitución de la propia Crimea, el referéndum tendría que haber contado con la aprobación del parlamento de Kiev, algo que no ha sucedido. Los dirigentes rusos lo consideran igual de legal y mucho más pacífico que la independencia de Kosovo, lograda mediante la guerra contra Serbia con la ayuda de una fuerza guerrillera/terrorista (según se mire) fabricada de la nada en pocos meses por las potencias occidentales y bendecida posteriormente, en 2010, por el Tribunal Internacional de la Haya. «Nada de eso», señaló la ex secretaria de Estado Madeleine Albright en el programa Global Public Square de la CNN. «Los kosovares se independizaron de un régimen que los reprimía brutalmente. Nada parecido sucede en Crimea».
  2. ¿Ha sido legal el reforzamiento militar ruso en Crimea? Desde 1991 Rusia ha reconocido claramente la independencia de Ucrania y sus fronteras actuales en la Declaración de Alma Ata de diciembre de 1991 (con la que se dio triste sepultura a la URSS), en el Memorándum de Budapest de 1994 (que garantiza la seguridad de Ucrania a cambio de su desnuclearización), en el Tratado Ruso-Ucraniano de 1997 (que autoriza la continuidad de la flota rusa del Mar Negro en los puertos de Crimea) y en el pacto bilateral de 2010 (que amplía los acuerdos del 97 y autoriza una fuerte presencia de soldados rusos en docenas de instalaciones de Crimea, pero prohíbe movimientos importantes de esas tropas y un aumento sustancial de los efectivos sin el consentimiento del Gobierno de Kiev). De acuerdo con la definición de «agresión armada» por Naciones Unidas en resolución de 1974, «el uso de fuerzas armadas extranjeras en el territorio de un estado contraviniendo el acuerdo que rige la presencia de esas fuerzas equivale a agresión». Pocos, salvo el Gobierno de Kiev, se atreven a describir como «ataque armado» la operación militar rusa en Crimea de las últimas tres semanas, condición necesaria para solicitar la activación del capítulo VII de la Carta de la ONU, que legalizaría -si Rusia, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, no tuviera poder de veto para impedirlo- el uso de la fuerza por sus acciones. Nada que esperar, por lo tanto, de la ONU.
  3. ¿Por qué no reconoce Rusia a las tropas enviadas como regulares? Rusia ha insistido en que todas sus acciones militares en Crimea cuentan con la aprobación del presidente legítimo de Ucrania y del actual Gobierno de Crimea, y se ha cuidado de presentar a las nuevas tropas como «autodefensas locales» para no sobrepasar el número total que le permiten los acuerdos en vigor. El presidente ucraniano destituido, Yanukovich, y el nuevo primer ministro de Crimea (Sergei Aksyonov, un contrabandista de tabaco vinculado con el sindicato mafioso Salem emigrado de Transnistria, Moldavia, en 1989, poco antes de la guerra de secesión, y que en menos de un mes ha pasado del anonimato a hombre de confianza de Putin) están cumpliendo escrupulosamente las órdenes de Moscú. De este modo, el Kremlin cree tener coartada para defender su agresión. El perfil de muchos de los dirigentes del nuevo Gobierno de Kiev no es mucho mejor que el de Yanukovich y Aksyonov, con lo que cualquier intento interno o externo de defender a unos u otros como demócratas o defensores de las libertades está condenado al fracaso por mucho que los respalden desde Washington, Berlín o Varsovia.
  4. ¿Qué hará Rusia con Crimea a patir de mañana? Si no se desconvoca o aplaza a última hora como pretendía la Casa Blanca en el encuentro del secretario de Estado, John Kerry, con el ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, en Londres el viernes, se da por hecha la victoria de los partidarios de la incorporación a Rusia. Salvo sorpresas de última hora, el Gobierno y la Duma rusos pueden aprobar esa incorporación de inmediato o, lo que parece más probable, condicionar el estatus definitivo de la península (protectorado, territorio, república, región, espacio compartido u otro tipo de limbo) al resultado de las negociaciones inevitables entre Rusia, Ucrania y la UE, con EEUU de intermediario, para resolver la crisis. De optar por esta segunda opción, en opinión del profesor de derecho internacional de Cambridge Marc Weller, Crimea pasaría a engrosar la lista de lo que él llama en la BBC «conflictos congelados» de Europa central y oriental, entre los que incluye el ya citado de Transnistria, Nagorno-Karabaj, Osetia del Sur y Abjazia. El plan de paz para Abjazia y Osetia del Sur negociado por el ex presidente francés Nicolás Sarkozy en agosto de 2008 sólo sirvió para ratificar los hechos consumados de la invasión rusa de las dos provincias georgianas. Ambos territorios declararon seguidamente la independencia y han quedado bajo la tutela directa moscovita.

Continúa leyendo el reportaje completo en elmundo.es haciendo clic aquí.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s